Siempre nos gusta recordar a nuestros alumnos que aprender a tocar el piano requiere de tiempo, disciplina y práctica. Pero además, existen aspectos fundamentales en el aprendizaje del piano (y de cualquier instrumento musical) que se deben dominar desde una etapa temprana si queremos sentar unas bases sólidas sobre las que se apoyará nuestro aprendizaje.

Una de esas bases es la digitación. O dicho de otra forma, saber cómo colocar los dedos en el piano para tocar con mayor agilidad y facilidad. En nuestro post de hoy vamos a enseñarte a conseguirlo de forma fácil e intuitiva.

 

¿Qué es la digitación y por qué es importante colocar bien los dedos?

 

Cuando hablamos de digitación nos referimos a qué dedos se recomiendan utilizar en cada momento y, en consecuencia, a la posición de la mano al tocar el piano. Existen reglas e instrucciones para la digitación en general y según la situación en la que te encuentres.

¿Por qué es tan importante colocar bien los dedos en el piano? La forma en que muevas tus manos y dedos sobre el teclado afectarán al resultado de tu interpretación al piano y hará que suenes mejor o peor. Si utilizas pocos dedos en piezas rápidas o con rubato alto, o si no los colocas bien, no lograrás hacer transiciones fluidas o no te dará tiempo a pasar de un acorde a otro sin que quede mal. O por ejemplo, si en una canción suave y relajante, utilizas unos dedos incorrectos, puede que aprietes las teclas con demasiada fuerza y por lo tanto no transmitas la emoción que se merece la pieza.

 

Manos y números para colocar los dedos en el piano:

 

Al ejercitar las escalas, es importante colocar bien los dedos en el piano y utilizar las digitaciones correctas. De este modo, sentarás las bases para desarrollar de forma correcta una técnica impoluta. Muchas veces, verás instrucciones en las partituras o en las enseñanzas sobre qué dedos deberás utilizar en cada momento mediante los números del 1 al 5.

Digitación dedos piano

1 = Pulgar | 2 = Índice | 3 Dedo corazón | 4 = Anular | 5 = Meñique

 

Consejos para colocar bien los dedos en el piano

 

A continuación, un pequeño listado de consejos generales sobre cómo colocar los dedos correctamente sobre el teclado:

  • Siéntate bien. Lo primero es lo primero, siéntate delante del centro del teclado, de forma cómoda pero con la espalda bien recta, coloca los brazos de forma paralela sobre el teclado, con los codos en un ángulo de 90º (Mas o menos, no hace falta utilizar un cartabón)
  • Relaja tus muñecas. Tus manos deben de estar en una posición relajada para que puedan moverse con la máxima fluidez y suavidad. Un pequeño truco es, antes de tocar, si crees que tienes las manos muy rígidas, dejarlas inertes y zarandearlas un poco en el aire, esto te ayudará a relajar y destensar los músculos de la mano y tocar con más soltura.
  • No utilices solo los dedos índice. Trata de utilizar todos los dedos de la mano al tocar, cada uno tiene su función y te ayudarán a mejorar tu fluidez y rapidez (Igual que con el teclado del ordenador)
  • Curva las manos y toca con las yemas de los dedos. Esta es la forma correcta, si aprendes a tocar así, te aseguramos que te será más fácil tocar una vez pases a canciones y piezas de piano más difíciles.
  • El pulgar es el dedo que tiene más fuerza, por lo que úsalo con cuidado sobretodo en canciones más lentas y suaves. Utiliza el pulgar cuando quieras resaltar una nota en concreto.
  • Siguiendo el consejo anterior, en la mayoría de las situaciones, evita tocar las teclas negras con el pulgar, ya que estas deberían sonar un poco más suaves.
  • No aprietes las teclas con fuerza. Esto quizás no tiene tanto que ver sobre cómo colocar los dedos, sino en cómo utilizarlos. No es necesario apretar con fuerza las teclas para que una pieza suene bien, controla tu impulso y acaricia las teclas con suavidad, ya verás cómo así suena mejor.
  • Intenta tocar sin mirar el teclado en todo momento. Este consejo es el más difícil de todos, requiere de mucha práctica y es todo un reto, pero pruébalo de vez en cuando, al dejar que tus dedos memoricen su posición en cada canción, tus manos ganan autonomía, por lo que podrás tocar piezas más complejas.
  • Práctica, práctica y práctica. Aprender a colocar los dedos en el piano es fácil, pero como todo, requiere práctica para saberlo dominar, toca siempre que puedas y nunca desesperes, al final te darás cuenta que poco a poco tus dedos irán ganando memoria muscular, y verás como de forma automática y casi sin pensar, se colocarán al instante donde tú quieras que se coloquen.

La práctica correcta de la digitación

 

En la imagen siguiente, puedes ver las notas de la escala de Do mayor. Sobre las notas hay números que representan como se colocan los dedos de la mano derecha.

Escala del do con digitación del piano

Vemos que la secuencia es 1-2-3 -> 1-2-3-4 -> 1-2-3 -> 1-2-3-4-5. Si te fijas, implica que el pulgar se mueva 3 veces por debajo del resto de los dedos.

El secreto, como puedes ver, es mover el pulgar por debajo de los dedos (índice, corazón y anular) y levantar los mismos dedos por encima del pulgar. Con este método puedes alcanzar ocho notas (una octava) en el teclado con un movimiento mínimo de la mano.

Esto puede parecer confuso. No pienses en este patrón de movimiento de dedos como algo que debe utilizar en todas las situaciones. En el ejemplo con la Escala de Do Mayor sobre dos octavas es la digitación anotada la adecuada. En otro contexto, otra digitación podría ser más adecuada. Lo más importante es tocar con naturalidad e involucrar todos los dedos en cada pieza.

Vale, ahora que ya sabes algunos buenos consejos para colocar bien los dedos en el piano, y la teoría correcta de la digitación, es hora de pasar a la práctica y probar lo que has aprendido. Te recomendamos nuestro otro artículo con algunas canciones fáciles para piano, donde encontrarás partituras con los números de digitación incluidos para que te sea más fácil aplicar lo aprendido.

¿Te ha parecido útil el post? Déjanos un comentario!